atmospheras

Inicio

 

Tras años de estudio y reflexión, y la objetividad que aporta la distancia, comencé a valorarla.

La arquitectura, como el resto de las artes, no se explica, se siente.

Accedemos a una estancia y, conscientemente o no, sentimos unas sensaciones que nos invitan a disfrutarla o, por el contrario, nos puede resultar inexplicablemente incómoda.

El arquitecto se encarga de materializar esas sensaciones a través de la idea formal y funcional de la envolvente, del estudio de las proporciones, de la luz, del confort, de la adecuación al entorno, de la materialidad… ese conjunto diseñado genera las atmospheras que nos complacerán o, por el contrario, nos  invitarán a no volver.

Con nuestras propias vivencias, nos corresponderá a cada uno de nosotros la percepción final…de la arquitectura.

 Encarna Alcaide

Translate »