atmospheras

Silla Barcelona (el diseño más relevante del s.XX)

Tengo un recuerdo muy presente de mi primer viaje a Barcelona con la Escuela de Arquitectura, en concreto, de mi visita al Pabellón Barcelona…difícil explicar lo que sentí. Sin duda, en ese momento comencé a “ver la arquitectura”.

El pabellón tenía la finalidad de representar a Alemania en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929…una arquitectura sin programa.

En un breve análisis de su arquitectura destacamos la tensión entre clasicismo y modernidad. Se pueden leer en la obra planos neutros, abstractos, flotantes, ingrávidos, y, por otra parte, queda representado como un podium de un templo y una cubierta de materiales nobles.

También se contempla una fusión de referencias: herencia del Werkbund (arte unido a industria), utilización de la cualidad de los materiales propia de Loos… Aparece, asimismo, la modulación, serenidad o armonía geométrica que propone el clasicismo alemán, y elementos procedentes de las vanguardias, como la composición neoplástica elemental o la utilización expresionista del vidrio. A todo esto se une el desarrollo del espacio extensivo a partir del espacio fluido de Wright. En definitiva, es una obra de síntesis en la que el resultado es más que la mera unión de las partes.

Dentro del edificio tan sólo encontramos, como piezas muebles, la Silla Barcelona. El fin de las mismas era convertirse en una especie de trono moderno,destinadas al uso del rey Alfonso XIII y la reina durante la inauguración. Su concepción es una prolongación de la tensión clasicismo-modernidad del pabellón.

Mies , y su compañera Lilly Reich, se  inspiraron en las sillas plegables y los apoyapiés en forma de X de los faraones romanos. Sus patas se atornillaban en forma de X y un cojín de piel de cerdo.

En 1950, se rediseña con el uso del acero inoxible y la soldadura..Mies consigue depurar las formas con los avances en la industria. Más tarde, el propio arquitecto dará el visto bueno para su edición a Knoll, empresa que sigue comercializando la pieza. Se venden variantes de la pieza, tanto las originales comercializadas por Knoll como en las numerosas reproducciones del mercado.

La tienda on line, Naharro Showroom, vende la silla de Knoll a un precio aproximado de 6000€ y el ottoman por 3000€ más (Iva incluido).

Podemos encontrar reproducciones on line en muebledesign.com por algo menos de 1000€ (Iva incluido), ambas piezas.

Como suele ser habitual en los clásicos, la silla Barcelona queda perfectamente acomodada en las atmospheras más diversas. Ésta son algunas de las atmospheras que nos pueden servir de inspiración para crear nuestros propios ambientes:

… hasta aquí el breve repaso de una de las arquitecturas más sobresalientes del s.XX, el Pabellón Barcelona, y de una pieza de mobiliario que consigue llegar,asimismo, a la excelencia del diseño, la silla Barcelona.

Nos leemos por estos lares….

Etiquetado en:

Deja un comentario

Translate »
Leer entrada anterior
Tratamiento de humedades en Iglesia San Antonio Abad de Alcublas

La Iglesia Parroquial de San Antonio Abad de Alcublas data del siglo XIII, en su parte más antigua. Inicialmente, se...

Cerrar