atmospheras

Final de obra de ampliación vivienda

Ya estamos viviendo el final de obra de ampliación de vivienda, donde hemos cuidado el mínimo detalle, con una dirección de obra exhaustiva…

Decidimos el blanco para el interior en continuidad con la pureza de los espacios y, así, poner en valor la arquitectura generada. En el exterior, como se comentó en su día, hemos perseguido la continuidad de las preexistencias, a fin de evitar la indeseable sensación de ampliación que suele acompañar a este tipo de intervenciones.

Partiendo de una altura libre bastante limitada, hemos planteado dos espacios visualmente continuados pero que quedan delimitados a través de las distintas alturas, en la zona de trabajo y en el office. Así conseguimos dotar a la zona de comedor mayor nobleza con una altura mayor. El resto se ha trabajado con falso techo según las necesidades funcionales de la propia cocina.

Perspectiva de la estancia durante la colocación del pavimento

Imagen de la obra donde se vislumbra las magníficas vistas a disfrutar

Imagen de la nueva apariencia exterior

En esta obra, lo más valorable es el notable cambio en la forma de vida de los propietarios, con la mínima intervención y un máximo de metros cuadrados añadidos sin que el volumen exterior de la vivienda se haya visto  dañado visualmente. Hasta ahora la cocina era de dimensiones mínimas, y el comedor se encontraba en la misma estancia del salón. A partir de ahora, la vida familiar se centrará en torno a esta nueva estancia multifuncional, dejando el salón con un uso más puntual.

Por otra parte, valoro, como no podía ser de otra manera, la atmosphera generada en esta estancia: un lugar acogedor donde disfrutar de la vida familiar y recibir amigos de manera informal, en torno a la comida. La cocina deja de ser una estancia “de castigo” para convertirse en una zona de reunión, tal como han derivado las nuevas formas de habitar.

Perspectiva desde la zona de cocina

Perspectiva desde la zona office

Otra imagen de la nueva apariencia exterior

El protagonismo de la estancia se materializa con  los ventanales que emmarcan las inmejorables visuales del jardín,  a modo de imponentes cuadros. La estancia no requiere de nada más, a mi juicio.

El diseño del mobiliario de cocina se ha decidido junto a  la propiedad, entre las variadas propuestas de Porcelanosa Cocinas. Tan sólo queda pendiente los remates de la obra así como las piezas de mobiliario, que se definirán en adelante.

Imagen de los acabados

Hasta aquí el final de obra. Los trabajos de interiorismo seguirán su curso con el estudio lumínico, los cortinajes y demás mobiliario.

Este post se completa con los previos,  aquí y aquí.

 

 

Etiquetado en:

Deja un comentario

Translate »
Leer entrada anterior
Licencia de ocupación o cédula de habitabilidad

La licencia de ocupación es un documento que recoge la Ley 3/2004, de 30 de junio, de la Generalitat, de...

Cerrar